¿Podemos evitar las caries a nuestros hijos?

Es importante la prevención de caries desde la erupción de los primeros  dientes de nuestros hijos (en la primera infancia), los padres somos  los  responsables  de la  buena salud oral de ellos y de protegerlos de estas posibles infecciones bacterianas que pueden tener graves repercusiones en la salud general de ellos, por lo que tenemos que seguir una serie de normas para que las bacterias no sean tan cariogénicas (favorezcan a tener caries) como: una dieta baja en dulces (chucherías, bebidas y zumos muy azucarados)  estos  no son buenos para los dientes ni para una correcta nutrición, evitar comer entre horas ya que los restos de comidas quedan entre los dientes hasta que se vuelven a cepillar, favoreciendo la caries y empezar a limpiarle  los dientes desde que le sale el primero.

¿Que puedo hacer para que mi hijo no sufra dolor en dientes o muelas?

Llevar desde muy pequeño a vuestro  hijo al odontopediatra a una revisión preventiva para  que le mantengan los  dientes y las encías sanas y si tienen  algun problema, actuar de  forma inmediata.

A mi hijo le tienen que sellar los dientes  ¿Por qué?

Cuando salen los dientes definitivos, y a los dos primeros años después de haber  salido, que todavía se está completando la mineralización de los dientes, la aplicación del sellado en fisuras, grietas, ranuras y fosas es una medida de prevención extendida en la odontología con unos resultados excelentes en la prevención de caries,  sobre todo en niños con especial tendencia a sufrirlas y consiste en colocar sobre los dientes una lamina muy fina de resina para proteger esas fisuras, etc. (el sellado se hace mientras el diente está sano)

Con el uso, esta resina se puede desprender parcialmente o totalmente, por lo que es fundamental  que siempre que se coloquen selladores los niños tengan un seguimiento y mantenimiento con su odontopediatra para que le garantice la efectividad de los mismos.

No a todos los niños se le pueden colocar selladores, es el odontopediatra el que evalúa la conveniencia de ponerlos o no, según el caso. La aplicación de los selladores es sencilla y no duele.

¿Se pueden sellar tanto  los dientes de leche como los permanentes?

Se puede aplicar el sellador sobre los dientes de leche de su hijo, especialmente si tienen grietas y ranuras profundas, ya que son zonas más retentivas de bacterias y el cepillado es más complicado.

Normalmente es recomendable aplicarlo tan pronto como al niño le salgan las muelas permanentes o los primeros molares y antes de que la caries pueda dañarlas. Por ello, tenemos que tener en cuenta la edad en la que salen para llevar a nuestro hijo a sellarlas.

Las primeras muelas permanentes “las llamadas muelas de los 6 años” salen entre los 5 y 7 años de edad.

Las segundas muelas permanentes “las llamadas muelas de los 12 años” salen cuando el niño tiene entre 11 y 14 años de edad.

Los demás premolares que puedan tener alguna grieta , ranura, etc., también pueden necesitar selladores.

Para que vuestro  hijo disfrute de una buena salud bucal, es necesario que los padres  en los primeros años de su vida,  tomen medidas de prevención llevando a su hijo al odontopediatra. La prevención para problemas bucales infantiles es importante para evitar futuros problemas en la edad adulta.

En Centro Dental Internacional contamos con especialistas preocupados por la salud bucal de vuestros hijos que se encargan de detectar y tratar posibles enfermedades y anomalías a nivel de maloclusiones, dientes, encías, etc, mientras tienen dientes de leche o temporales.

Pin It on Pinterest

Share This