La ortodoncia (colocar los dientes) es un tratamiento seguro en pacientes periodontalmente estables; es decir, que estén  bien mantenidos periodontalmente; la ortodoncia se puede hacer y es aconsejable para alinear los dientes de una forma más correcta,  para que el paciente se pueda cepillar los dientes mejor y para que tenga  una oclusión estable; todos estos factores mejorarán el mantenimiento periodontal del paciente.

Antes de comenzar un tratamiento de ortodoncia (brackets por fuera u ortodoncia lingual o alineadores invisibles), el periodoncista tiene que estabilizar los tejidos que sujetan al diente, para que cualquier movimiento de ortodoncia que se haga, sea seguro y no se reabsorba el hueso de una forma descontrolada.

Antes de someter al paciente con periodontitis al movimiento de dientes con ortodoncia, debemos controlar la periodontitis con el tratamiento más adecuado, en función de la gravedad o tipo de pérdida ósea que ha sufrido el paciente (raspado y alisado radicular, cirugía de eliminación de bolsas o terapia de regeneración de hueso para recuperar o reparar estructuras periodontales) y esperar hasta que los tejidos cicatricen o se regenere el hueso perdido (aproximadamente entre 1 a 9 meses) en función del tipo de tratamiento periodontal realizado. Una vez tratado y estabilizado,  el paciente (tras esperar los tiempos de cicatrización) ya se podrán iniciar los movimientos ortodóncicos.

El ortodoncista junto con el periodoncista,  tienen que seguir juntos el tratamiento interdisciplinario, ortodóncico y periodontal (tratamiento orto-perno) de una forma exhautiva y completa para llegar a lograr unos buenos resultados y unos movimientos seguros de dientes con poco soporte.

¿Tengo que aumentar mis visitas al periodoncista durante mi tratamiento de ortodoncia?

Sí, durante el tratamiento de ortodoncia,  debemos de mejorar las técnicas de higiene oral y acudir con más asiduidad al periodoncista para que controle los tejidos que sujetan al diente. En adultos periodontales, la ciencia, avala acudir cada 1-3 meses al periodoncista para controlar la placa.

Una vez terminado mi tratamiento orto-perio ¿Ya no tengo que volver al dentista?

La enfermedad periodontal es una infección crónica que va actuando progresivamente, una vez finalizado el tratamiento de ortodoncia, el paciente debe seguir con un correcto mantenimiento periodontal y mantener una optima higiene bucal diaria, factor decisivo para el éxito del mantenimiento periodontal. Para su prevención, el paciente deberá ir a revisión de mantenimiento con el periodoncista entre 3, 6 a 9 meses durante toda su vida para prevenir su reactivación o enlentecer la pérdida de tejidos de sostén del diente, ya que sí no se actúa de forma adecuada, la enfermedad, tras pasados algunos meses tiende a reaparecer.

¿Cuáles son los factores de riesgo que puede haber para que se active la periodontitis de nuevo?

Después de la placa bacteriana, el tabaco es el factor más importante según estudios relizados sobre las causas de la enfermedad periodontal.

Predisposición genética.

Sexo: El hombre tiende a padecer más enfermedad periodontal y con más severidad que la mujer.

Enfermedades sistémicas. Gran parte de las afectaciones sistémicas como diabetes, enfermedades cardiovasculares, etc., están asociadas con mayor riesgo a padecer periodontitis.

¿Que tipo de ortodoncia es la mas efectiva cuando ya tengo controlada mi periodontitis?

No hay un tratamiento de ortodoncia mejor que otro, mientras las fuerzas que se apliquen sean suaves, lo mejor,  usar aparatos menos retentivos de placa bacteriana.
El periodoncista y del ortodoncista verán las reaciones y consecuencia de los movimientos ortodóncicos más adecuados para establecer un plan de tratamiento y lograr con el tiempo el resultado estético y funcional al que queremos llegar.

En el Centro Dental Internacional somos especialistas en implantes, Enfermedad Periodontal y Ortodoncia, contamos con uno de  los mejores equipos en Periodoncia y Ortodoncia para la detención precoz y  tratamiento de la enfermedad periodontal, ya sea nueva o recurrente,  enfermedad periimplantaria y otras patologías de las encías.

Pin It on Pinterest

Share This